Volver
DYN301.JPG

Con la cabeza en otro lado

En esta nueva sección de Código Quemero, un periodista identificado con el rival de turno analizará el desempeño de Huracán en cada partido. En esta oportunidad, la derrota por 3 a 1 ante Olimpo.

El titulo delata el estado que se observó del Globo de Parque Patricios, quizás debido a la no presencia y acompañamiento del público local, que acentuó ese estado anímico ausente. Sin embargo Huracán se encontró con un gol tempranero, luego de un penal fantásticamente inventado por Torassa y parecía que la balanza se inclinaba para el local. Más teniendo en cuenta el presente nefasto del conjunto que lo visitaba, que llevaba 12 encuentros sin ganar y mas de 700 minutos sin anotar siquiera un gol.

Pero el Globo se durmió sobretodo en la segunda etapa, mas allá de redondear un buen primer tiempo, donde se dio el lujo de no sacar más diferencias para sentenciar el partido. Y eso lo pagó con el segundo tiempo muy ausente. Huracán perdió las divididas, regaló el dominio de la pelota jugando de local y el visitante se agrandó. Pero insisto, todo culpa de los dirigidos por Néstor Apuzzo.

El primer, segundo y tercer gol del aurinegro no tardaron en llegar por consecuencia de la falta de actitud del local. Esta claro igualmente que Olimpo hizo bien las cosas en el segundo tiempo y algún día tenia que ganar un partido, haciendo méritos, pero Huracán no debió perdonarse esa falta de actitud que hizo que el conjunto de Bahía Blanca se lleve 3 puntos de oro.

Tal vez esa eliminación de la Copa Libertadores, que pareció desaparecer con la victoria contra River, todavía este dando vueltas en la cabeza de los jugadores del Globo.

Cristian Silverii, periodista de FM de la Bahía.