Volver
Osvaldo-Ardiles-Globo-JA-Sanchez_OLEIMA20110914_0123_15

Ardiles ganó en la Corte Suprema

El fallo millonario, que condena a la actual conducción de Huracán por un episodio que ocurrió cuando el presidente era Carlos Babington, fue firmado por los jueces Ricardo Lorenzetti, Elena Highton de Nolasco y Juan Carlos Maqueda.

La Corte Suprema confirmó un fallo mediante el cual el ex futbolista y entrenador Osvaldo Ardiles le ganó un juicio millonario a Huracán por el despido indirecto como director técnico del equipo de fútbol en diciembre de 2007 por la falta del pago del contrato.

El máximo tribunal desestimó una última apelación presentada por HURACÁN, representado por el abogado Pablo Marcelo González, contra sendas resoluciones de la Sala Sexta de la Cámara laboral y del juzgado laboral número 28.

El fallo de la Corte fue firmado por los jueces Ricardo Lorenzetti, Elena Highton de Nolasco y Juan Carlos Maqueda.

La Sala Sexta de la Cámara del Trabajo condenó a Huracán a pagarle a Ardiles 1.037.550,09 pesos más intereses de siete años por la ruptura del contrato por incumplimiento por parte del club.

Ardiles inició la demanda “en procura del cobro de la indemnización, multas y rubros salariales derivados del despido indirecto” del contrato por el cual indicó que “ingresó a trabajar a las órdenes de la demandada el 8 de setiembre de 2007, desempeñándose como Director Técnico del primer equipo profesional de fútbol”.

Por aquel entonces, Ardiles firmó una prima 537.595 pesos pagadera en diez cuotas, iguales, mensuales y consecutivas, y un salario mensual de 10.210 pesos, pero ni siquiera le pagaron los dos primeros meses.

Posteriormente dejó el cargo después de una corta y exitosa campaña, tras una victoria 2-1 sobre Vélez y con un balance de seis triunfos, tres empates y cuatro derrotas, con un equipo alicaído tras una fallida tarea del ex entrenador Antonio Mohamed.

El fallo, que condena a la actual conducción de Huracán por un episodio que ocurrió cuando el presidente era Carlos Babington, fue firmado por los camaristas Graciela Craig y Juan Carlos Fernández Madrid.