Volver
-ZA1_cxYk_1256x620__1

Desde la tribuna: Gimnasia y Esgrima La Plata 2-2 Huracán

Llovía a cántaros en La Plata, y así salía el Globo a la cancha que venía dolido luego del empate ante Defensa y Justicia, ellos también golpeados después de perder la final de la Copa Argentina ante Rosario Central. Huracán comenzó ganando desde el vestuario, le quedó la pelota en el área chica tras un mal cierre del defensor del Tripero y Carlos Auzqui la empujó, para colmo, ex Estudiantes.

Huracán en vez de ir a buscar otro gol, se replegó y eso lo pagó caro, porque a los cinco minutos, las cosas estaban igualadas nuevamente, ya que Santiago Silva igualaba a raíz de un tremendo cabezazo. Parecía mentira, nos queríamos matar todos en la tribuna.

Poco y nada pasó después del 1 a 1, salvó la lesión de Andrés Chávez, que en su mejor momento tuvo que salir por una molestia y en su lugar ingresó Diego Mendoza. En el codito donde nos dieron a los periodistas acreditados, hablábamos de que Gimnasia se podía quedar sin piernas porque venía de jugar hace tres días, pero lejos estuvo de eso, nosotros dábamos esa impresión.

A su vez, en el segundo tiempo, ingresó Patricio Toranzo y volvió a marcar un gol. Lucas Gamba ejecuta un centro con la mano y el Pato define en una especia de tijera, y vuelve a convertir tras casi tres años. ¿Y que fue lo que pasó? A los dos minutos, otra vez Gimnasia llegó al empate,  tras horrores defensivos de Huracán, el partido estaba 2 a 2 y era lo normal, porque el Globo no generaba mucho y ellos todo lo que generaron terminó adentro.

Muy mal el doble cinco de Huracán, no pararon a nadie. La defensa fue horrible, los cuatro, no se salva ni uno, jugaron el peor partido del campeonato, lejos. Me gustó mucho Auzqui y Gamba; Marcos Díaz tuvo un atajadón terrible.

Quedo un sabor a nada, a pensar en lo que viene, a seguir sumando que esto sigue. El jueves contra el Bicho.

Vamos Globo!

Hernán Salanitro.