Volver
Huracan-v-Libertad-1920-1

El podio: golpe de realidad

Huracán escribió la página más oscura de su historia internacional al caer como local por 5 a 1 frente a Libertad de Paraguay. El resultado liquidó la serie y no dejó ni un sobreviviente para el podio: no se salvó nadie.

“Que descansen los corazones y hagan una buena pretemporada: habrá mucho por sufrir en la próxima campaña”. De esa forma cerramos el último podio, tras el empate ante Belgrano. Sin embargo, frente a Libertad no hubo ni oportunidad de sufrir: Huracán partió en dos el corazón de cada hincha que se hizo presente en el Ducó, a pesar del frío y las adversas circunstancias.

Sepan disculpar, pero no hay podio: ayer no se salvó nadie.

El campeón paraguayo hizo y deshizo a su gusto ante la pasividad de un Huracán que buscó, sin efectividad, descontar la progresiva diferencia. Cada vez que Libertad aceleró,lastimó; y el segundo tiempo fue un entrenamiento con público.

No hay ningún lugar desde donde asentarse para comenzar un análisis después del desastre que fue Huracán ayer. Lo único destacable fueron las ganas de Compagnucci, aunque tampoco alcanza.

Para colmo, González y Romero Gamarra se encargaron de confirmar que los rumores sobre un vestuario partido. La pelea terminó de sacar del partido a los dos, y eso en un profesional es inaceptable.

Párrafo aparte para Nervo. Le costó el comienzo, se asentó cuando el equipo fue a buscar, pero sucumbió con su error y no hubo vuelta atrás. Cabe destacar que pese a estar “física y mentalmente agotado” dio la cara adentro de la cancha (y eso que no le escribieron ningún libro).

Nos estaremos encontrando en casi dos meses. Ojalá la CD consiga refuerzos de jerarquía, y no sólo nombres de otros equipos que pelearon el descenso.

¡Que el primer podio de la próxima temporada nos encuentre festejando!