Volver
miralles

Huracán 2.0

En una nueva cruzada por sumarse a los cambios tecnológicos, Huracán ¿a quién trae? -lo buscás en Google- ¿Este juega a algo? -te metés en Youtube- ¿Será uno de esos que hacen pretemporada en Kika? -Chusmeas en Tinder-.

Me sobrevuela un aire de nostalgia que me hace añorar aquellos tiempos de mi corta edad en los que ir a la cancha era putear sin que me reten, cantar a los gritos, saltar y vestirme íntegramente de quemera. Sin noticias, ni preocupaciones. Nada de nada.

Ponerse grande no es solo un par de canas, sacar panza y comentarte con el de al lado un datazo de un jugador que paso por el club y ya nadie juna. Es momento de comprometerse, pagar la cuota y hacerse cargo que esto es una sociedad. Ah, ¿no me digas que sos de los que tienen el carnet al día y reclaman beneficios? Para eso tenés la tarjeta del diario que te hace bocha de 2×1. Acá te estás comprometiendo a darle lo mejor de vos al club, algo que deberíamos hacer todos.

¿Te joden los refuerzos falopa? ¿Te quejaste en algún otro lado que no sea Twitter o el sillón de tu casa? Si nos boludean y hacen lo que quieren los que deberían representarnos, eso también es nuestra responsabilidad.