Volver
foto1

Apuzzo y su relación con Rinaldi: “Nadie está peleado con nadie”

A poco de enfrentar a River por la Supercopa Argentina, el DT de Huracán le puso fin a la polémica que levantó eliminación de la Copa Libertadores: "Hay una gran relación entre el cuerpo técnico".

El entrenador del Globo, Néstor Apuzzo, aclaró hoy que en su cuerpo técnico “nadie está peleado con nadie”, al ser consultado sobre la relación que tiene con el ayudante Gabriel Rinaldi, quien no fue a Puerto Ordaz para el partido ante Mineros, en la despedida del equipo de la Copa Libertadores de América, como así también, negó los rumores de indisciplina por parte del plantel.

“Son dichos de gente a la que le gusta ver correr sangre. Si se logró lo que se logró, es porque estamos todos muy unidos. Hay una gran relación entre el cuerpo técnico”, destacó el técnico por la señal de TyC Sports.

Al llegar al club luego del bochornozo 0-3 que frustró el pasaje a octavos de la Copa, Néstor Apuzzo se quejó de que en las malas “siempre está quien te pegue en la cabeza”; dijo que “se hablaron muchas pavadas” y que si bien no son amigos con Gabriel Rinaldi, “nadie está peleado con nadie”. Consultado por Código Quemero, el ayudante de campo negó cualquier tipo de disputa con el DT del Globo y decidió ponerle punto final a la polémica al afirmar que la relación entre ellos “es la misma que cuando ganábamos”.

Por otra parte, el “Cabezón” Apuzzo negó rotundamente los rumores sobre indisciplina por parte del plantel, agregó que tiene “una relación enorme con los jugadores y es para sacarse el sombrero el profesionalismo que tienen”.

“Que se dejen de hablar pavadas. Con lo que se jugaban… Huracán perdió 550 mil dólares por haber quedado afuera de la Copa”, apuntó. Y agregó: “Contra Cruzeiro parecíamos el Barcelona y esta vez se jugó mal; son partidos”.

“No somos una cosa ni la otra. Así y todo, no cobraron un penal que era roja para el arquero, pero somos lo que somos, tenemos que pelearle la Supercopa a River el sábado y apuntarle de lleno al campeonato. Tengo el apoyo de los dirigentes, de Alejandro Nadur y los futbolistas”, manifestó.

Por lo pronto, adelantó que para el próximo encuentro recurrirá a los que están mejor “de la mente” tras el cansancio de 72 horas de viaje y la caída en Venezuela.

“Ante la adversidad, te fortaleces. Vamos bien de punto, y cada vez que fuimos de banca nos fue bien. ¿Quién iba a pensar que íbamos a ascender, a ser campeones de la Copa Argentina y que le íbamos a ganar el repechaje 4-0 a Alianza para meternos en la Libertadores?”, recordó.
No obstante, admitió que River tiene “uno de los mejores equipos del fútbol argentino, un gran entrenador (Marcelo Gallardo) y grandes futbolistas, y Huracán está herido, por el resultado y más de 20 horas para ir, más de 20 horas para venir”.

“El equipo ya lo tengo; no lo voy a decir porque los entrenadores rivales no me cuentan lo que van a hacer, pero a nuestra manera tenemos que lastimarlo. A veces soy demasiado bueno, y tengo que ser mas malo”, concluyó.

(Fuente: Agencias)