Volver
IMG_20170911_232430

Por una cabeza

Huracán le ganó esta noche como local 1-0 a un Newell's Old Boys en formación y consiguió su primer triunfo en la Superliga. Nacho Pussetto, el gol.

Dentro de un partido peleado y parejo, Huracán encontró el gol en el epílogo del primer tiempo por intermedio de un cabezazo de Ignacio Pussetto.
El campo de juego, afectado por los recitales de La Renga, no estuvo a la altura del septuagésimo aniversario del Palacio Tomás Ducó, y los futbolistas evidenciaron problemas cuando quisieron afirmarse en él.
Ninguno de los dos resignó el protagonismo en el comienzo y Newell’s fue más peligroso en los primeros minutos, con la movilidad del portugués Luis Leal y la movilidad de Brian Sarmiento.
A los 30 segundos de juego, un pase profundo Sarmiento dejó mano a mano a Leal con Marco Díaz y la definición del delantero salió apenas desviada.
Con el ingreso de Patricio Toranzo, por la lesión de Mauro Bogado, Huracán manejó mejor la pelota, consiguió obligar a Newell’s a defenderse en su campo y poco a poco fue encaminándose a la victoria.
Sobre los 41, ya con la levantada de Huracán, Milton Valenzuela le cometió penal a Pussetto, pero el árbitro Mauro Vigliano cobró mal la infracción fuera del área, lo que hubiese significado una chance inmejorable para romper la paridad.
Sin embargo, el gol del “Globo” iba a llegar a los 43, con un cabezazo de Pussetto, tras un centro desde la izquierda de Alejandro Romero Gamarra.
Parecía que la tempranera lesión de Sarmiento iba a limitar las aspiraciones de Newell’s, pero sin embargo, el complemento fue más intenso que el capítulo inicial, tal vez por la necesidad de ambos de sumar.Huracán salió con la clara intención de aumentar la ventaja y Newell’s, con sus limitaciones en la creación, buscó el empate y por lo tanto el encuentro se hizo por momentos de ida y vuelta.
A los 6, Joaquín Torres estrelló un bombazo en el travesaño y cuatro más tarde contestó el local con un centro de Romero Gamarra y una pifia de Ramón Abila.
Huracán se acercó otra vez a los 22, nuevamente por la izquierda con Romero Gamarra, en una jugada que terminó con un cabezazo de Fernando Coniglio que sacó muy bien el arquero al córner.
Luego, lo tuvo Newell’s, nuevamente con Torres, pero Marcos Díaz desactivó con criterio la chance de peligro para los rosarinos.
Huracán justificó el triunfo por tener más claridad en los últimos metros y por pegar en el momento justo, ante un Newell’s que generó, pero que careció de profundidad.